Tepito arte aca llego a Tláhuac

Cordino daniel manrique un taller de muralismo
por Faustino Lopez Moreno Junio 2007

Como parte de los festejos por el tercer aniversario del faro de Tláhuac, se realizó en este lugar el taller de muralismo que contó con la participación de varios tlahuaquenses. El taller fue coordinado por el muralista fundador del movimiento artístico “Tepito Arte Acá”, Daniel Manrique, quien hablo para los lectores de perfil ciudadano. El movimiento Tepito Arte Acá nace en la década de los años 1970. Daniel Manrique, dice Alfredo Matus en el libro El poder de los oficios, Tepito Arte Acá, una propuesta, retomo el muralismo como uno de los bastiones de su propuesta cultural y comenzó a trabajar en las vecindades y plazas del barrio con el fin de fomentar, configurar y reinterpretar selectivamente su identidad mano a mano con su comunidad y muy estrechamente con la memoria de sus propias historias de vida”

Con casi setenta años de edad, Manrique que habla con entusiasmo sobre las características de su movimiento, de cómo surgió y de los buenos recuerdos que tiene, pues desde 1973 en que empezó su trabajo de muralista, ha trabajado con la misma idea.

Su trabajo le permitió trascender mucho más allá del barrio y del país, al grado de que puedo viajar con gastos pagados a diferentes países para pintar murales No me pagaron el valor del mural, pero me pagaron el viaje de ida vuelta, además de la estancia. Estados Unidos, Canadá, tres meses en Francia, un mes en España y hace dos años en Buenos Aires, me invitaron para un encuentro de muralistas mexicanos y argentinos; una experiencia estupenda. Participe en el tema de las Madres de Plaza de Mayo, sobre la represión militar en Argentina; un mural de ocho metros por tres de alto en Toronto, lo pinté en loneta, duro quince años, lo quitaron y luego lo colocaron en Buenos Aires, en el aula magna de la Facultad de Derecho”, Narra con entusiasmo mientras observa el trabajo de los aprendices de muralismo.

tepito arte aca
Tepito arte aca

En la ciudad de México ha realizado murales en diversas colonias, como Santa Julia, la Obrera, Valle Gómez, Santa Fe, Doctores, Iztapalapa, entre otros y desde luego en el barrio bravo. Cuenta que incluso Alejandra Barrios, la lideresa de los vendedores ambulantes

del centro histórico, lo invito una vez a pintar un mural que si le pago. El mural se pinto en las instalaciones desde donde opera la lideresa, en Bolivia 5, colonia Centro Histórico, donde hace las reuniones de sus organizaciones comerciantes ambulantes.

Respecto al taller de los tlahuaquenses, dice que junto los participantes se discutió cual sería el tema del mural decidido que fuera Tláhuac, por eso el mural

plasma personajes como la señora que hace las gorditas, el señor que va cargando los productos agrícolas, “que todavía existen, pero ya con mucho esfuerzo”, el artesano, algo actual que es el globero, la mujer que está moliendo el maíz todavía en metate; “mi propuesta es que debemos recuperar los oficios; con todos los peros, por que cada vez nos hace más inútiles, estas sociedades que tenemos, donde cada vez se nos olvida mas trabajar con las manos; no somos un país de primer mundo, no es cierto, somos un país tercermundistas y con peligro de ser de séptima; si no recuperamos nuestros oficios, entonces cual va a ser nuestro destinos; yo critico a los chavos porque por el hecho de manejar la computadora ya se dicen modernos… yo me declaró en contra de la modernidad. Cada vez mas nos atosigan con computadoras, nos bombardean. Insisto hasta donde pueda para recuperar oficios manuales”, explica con energía y agrega que también promueve que s3e creen talleres de comunidad sin patrón”

tepito arte aca

Sobre su técnica, señala que, en sus murales, el tema que mas trata es el de espacio. El concepto espacio abierto de la tierra al infinito o en distancia muy estrechas: “es un concepto difícil. Es el planteamiento que propuse al taller y aceptaron. El mural incluye el espacio y Tláhuac”. Lo que se plasmó en eses mural, dijo “no será la gran maravilla, pero hay mucha diferencia con lo que hay alrededor. Hay una idea, una intención, Me da mucho gusto que todos los que participaron en el taller, le echaron muchas ganas.” Lamento que el taller solo haya durado cuatro días, pues un trabajo de este tipo requiere alrededor de seis meses, porqué hay muchas maneras de desarrollar un mural, pero “acepté esto porque también es aprendizaje para mí. Tengo una idea y el resultado es lo que se analiza al final. Propongo algo y en el camino surgen propuestas que se retoman y que pueden permitirle aprender al artista.” Respecto a su trayectoria, comenta que, a pesar de ser marginal, “no me ha ido tan peor. Lana, nada a. Ahí la he ido pasando, porque buenos, ya sería el colmo que ni eso. Pero así mucha lana, pues no. He logrado cosas, aun estando solo”. Al final del taller, Manrique hablo a los talleristas para manifestarles que el mural busca ser una propuesta histórica y social, “pero que no sea un panfleto, una simple cartulina, un monigote. El mural debe ser un trabajo atemporal, que no pase de moda, que siempre sea vigente.

Mi propuesta es que estemos muy al tiro de lo que va a aconteciendo en nuestro vivir, y mas en este momento que estamos viviendo de tanta violencia. Se vale hacer planteamientos con categoría. Eso va a sirviendo, lento, pero va causando efecto”. Expresó también lo dicho en otros momentos sobre su concepto del arte “No cualquiera pinta, porque el arte es la dimensión de la categoría humana. La primera manifestación de la mas antigua existencia humana es la pintura. El arte es la base fundamental del conocimiento humano, porque los humanos no nacemos siendo técnicos ni científicos. Nacemos siendo seres sensibles y la sensibilidad hace que empecemos a agarrar la onda, a obtener conocimientos, después viene otros sentidos. El arte antes de ser objeto, primero es sensibilidad”. De esta manera concluyo Daniel Manrique su intervención para la creación del mural “Tláhuac”, que los visitantes al Boque de Tláhuac pueden ya disfrutar desde mayo pasado. En El poder de los oficios Daniel Manrique define así su trabajo: “En esta mi propuesta digo: debemos recuperar nuestras chingonsisimas cualidades, nuestra capacidad creativa, productiva y de propuesta; sostenido esto por nuestra también muy chingona capacidad de la informalidad, la improvisación y la espontaneidad, cualidades muy de nuestra esencia de ser tepiteños que en si somos la síntesis de lo que somos en todos los mexicanos netamente pueblo, pueblo popular, cualidades que nos han dado champú para resistir una historia totalmente desmadrada”.

tepito arte aca

ayudanos a hacer mas publicaciones

Loading...